Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, el usuario acepta el uso de cookies.

DentClínic Información Dental para Pacientes

March 9, 2018

¿Mito o Realidad?

¿Los enjuagues fuertes limpian mejor?

Mito o Realidad · Los enjuagues fuertes limpian mejor

No es del todo cierto que un enjuague bucal fuerte sea lo mejor.

“El enjuague bucal es una solución que suele usarse para mejorar la higiene bucal después del cepillado de dientes, para reducir las bacterias y los microorganismos causantes de caries y las enfermedades de las encías, y también para mejorar el aliento desagradable”.

Hay diferentes tipos de enjuagues bucales y es importante conocer las propiedades de cada uno: unos evitan o retrasan la formación de sarro, otros evitan el cúmulo de pigmentos (blanqueadores), algunos evitan y mejoran la inflamación de las encías (gingivitis), otros son para la prevención de halitosis, es decir, el mal aliento, y otros con flúor que previenen la caries y optimizan la calcificación de los dientes.

El enjuague bucal nunca debe ser usado como alternativa a cepillarse los dientes.

Sólo puede mejorar el cepillado, no reemplazarlo. Además, algunos de los productos que contienen los enjuagues bucales son productos químicos abrasivos que pueden causar problemas en los dientes con el tiempo.

Estos productos químicos pueden desgastar los dientes o mancharlos (la clorhedixina usada mucho tiempo puede causar manchas en los dientes, por eso se recomienda hacer intervalos en el uso de este tipo de enjuagues y no abusar de ellos).

Sólo con enjuagarnos unos segundos no lograremos obtener buenos resultados, por ejemplo un blanqueamiento dental instantáneo, liberarnos de las caries o hacer desaparecer el mal aliento. Normalmente, para conseguir los efectos deseados debemos utilizar los enjuagues durante un periodo de tiempo determinado.

 

Mito o Realidad · Los enjuagues fuertes limpian mejor

También hay que destacar que los enjuagues bucales fuertes pueden producir sequedad en los tejidos orales al modificar la cantidad y la calidad de la saliva, por lo que no los colutorios más fuertes son los más recomendados.